Google+ Followers

sábado, 8 de diciembre de 2012

PINTURA INDIGENISTA

  1920-  1940 aproximadamente.

 Al volver  algunos artistas a su tierra , saturados de nostalgia y portando un mensaje de amor a lo suyos, surge  la pintura indigenista ávida de emoción local, deseosa de gozar y transmitir la belleza temática, formal y cromática de nuestros pueblos y de nuestros tipos.
Tuvo el indigenismo su momento, laboró y produjo su aporte de claro y evidente nacionalismo,pero mirado con el desdén que se dispensa a lo aldeano, tuvo que pasar también y ceder camino a la reacción surgida en la lógica rutina de cambio dentro de la inmensa rueda del tiempo.
Efímera ,pero fructífera fue la vida del indigenismo en la pintura. Quienes operaron en el nuevo estilo supieron impactar hondo en la sensibilidad de nuestro pueblo.
El espíritu noble y trascendente de la pintura indigenista, se deja sentir en la plástica contemporánea a través de una tendencia permanente a incidir, sobre temas que no son propios, sobre nuestra problemática social o aportando un alto concepto y respeto por los valores artísticos de nuestro pasado y de nuestra realidad vital.

En definitiva, el aspecto humano y el sentimiento expresionista del indigenismo, vertido en imágenes de trazo virtuoso, de fuerte contextura, de empaste grueso, de concepción abstracta, de rico colorido y gran dominio compositivo estética actual.

Pintores Indigenistas:

José Sabogal.
Jorge Vinatea reynoso.
Enrique Camino Brent.
José Alfonso Sánchez Urteaga   o  Camilo Blas
Julia Codesido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario